domingo, 17 de julio de 2016

IMPORTANCIA DE LAS ALARMAS DE SEGURIDAD EN CASA


IMPORTANCIA DE LAS ALARMAS DE SEGURIDAD EN CASA

  Off
Nadie nunca se imagina como víctimas de un crimen, pero lo cierto es que no hay manera de saber lo que pasará al siguiente día. Una persona sabia, debe preparase para cualquier situación que se pueda presentar ya que es mejor ser proactivo que reactivo. Instalar alarmas de seguridad en casa es una manera de estar protegido y de prevenir situaciones de peligro, esto es de especial importancia cuando se tiene una familia y se desea protegerlos.

Aumento de la inseguridad

Una de las actividades ilegales que más afectan a los ciudadanos a nivel mundial, son los robos en casa. Cada vez más personas son víctimas de este crimen y desafortunadamente, es solo cuando acontece alguna situación similar que muchas personas deciden instalar alarmas de seguridad en su hogar. Sin embargo, este no debería de ser el caso, ya que de haber contado con mayor seguridad, un evento de esta naturaleza pudo haber sido evitado.

Una inversión necesaria

Muchas personas deciden no instalar equipos de seguridad en casa debido a que los consideran como un gasto innecesario y otros debido a que están convencidos de que este tipo de servicios es demasiado costoso. Pero este no es siempre el caso, existen empresas como Alarmas distribuidores TYCO, que ofrecen alarmas económicas que pueden ser pagadas de manera mensual.
Tener un buen sistema de seguridad en casa no solo te protege de intrusos y da ayuda inmediata en caso de incendios y otros posibles problemas, sino que te da la tranquilidad mental de saber que tanto tu como tus seres queridos están seguros.

¿Cómo ayudan?

La mayoría de los allanamientos de morada ocurren cuando los dueños de la propiedad están fuera de casa. En estas situaciones, un buen sistema de alarmas de seguridad ayuda a que al dueño de la casa a monitorearla. Los robos también ocurren con las personas dentro de su hogar y en estos casos, la alarma da un mejor control sobre la situación.
Los sistemas de seguridad no solo proporcionan seguridad en caso de posibles robos, también están hechos para proteger en caso de incendios con detectores de humo.
Con estos sistemas, se puede lograr también que los niños y adultos mayores consigan tratamiento médico de manera más rápida en caso de emergencias.

Sistemas de seguridad

Hay muchos equipos de seguridad con diferentes características disponibles para asegurarse de que te sientas protegido en todo momento. Tanto los modelos como los precios de alarmas varían para que puedas encontrar uno que se adapte a tu presupuesto.
Las alarmas de seguridad tienen distintas formas, existen alarmas que se conectan mediante sensores que al detectar movimiento en cualquier lugar de la casa en los que estén instalados, se conectan de manera automática con una alarma que se activa para alertar al dueño de la casa y en ocasiones asustar al ladrón.
Otros sistemas de alarmas están conectadas a la estación de policía local y envía para allá una señal de manera automática una vez que se activan sus sensores.

La opción más práctica

Conversa muy bien con la agencia que se encargará de instalar los equipos de seguridad en tu hogar para saber cuáles son tus opciones y escoger la que te sea más fácil de comprender y manejar. No escojas ningún producto al menos que te sientas completamente seguro con la manera en la cual funciona.
El sistema de seguridad que decidas colocar en casa debe ser sencillo y rápido de usar ya que uno que requiera de estrategias más complejas y con instrucciones complicadas, no serán de mucha utilidad en casos de emergencia.
Existen otras maneras para mantener tu casa segura, como colocar más iluminación en los espacios generales y sobre los sensores, mantener el césped podado y asegurarte de cerrar bien todas las ventanas. Los allanamientos de morada suelen ser crímenes de conveniencia y si tu casa no es identificada como un objetivo sencillo, las probabilidades de que sea atacada disminuirán.
Colocar sistemas de alarmas de seguridad en casa es de gran importancia en el mundo moderno, considerando el aumento de actividades delictivas que podrían ponerte a ti y a los que amas en peligro. Estos sistemas de seguridad son una inversión en el bienestar físico, mental y material.

COMO EVITAR PELEAS

Ya sea que la pelea haya iniciado de la nada o que tú la hayas provocado, saber cómo alejarte de ella puede ser lo más maduro y responsable que alguna vez hayas hecho en tu vida. Aunque no será lo más fácil de hacer y necesitarás mantenerte firme una vez que hayas tomado distancia. No obstante, alejarte de una pelea puede garantizarte que no harás que una mala situación empeore aún más.
Anuncio

Pasos

  1. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 1
    1
    Mantente bajo control. La ira, el pánico, el miedo y la frustración son emociones que de seguro te harán descontrolarte y estallar en furia en lugar de pensar con claridad acerca de lo que ocurre. Esta es la razón por la que alejarse de una pelea es generalmente la mejor alternativa a fin de crear la distancia necesaria para calmarte.
    • Es muy recomendable que aprendas a no meterte en situaciones que originen peleas como un resultado inevitable. Presta atención a las señales de peligro, tales como el desarrollo de alta tensión, la presencia del alcohol, una noche muy larga o alguien que ya está molesto por algo o por alguien y mantente al margen. Trata de apaciguar la situación tan pronto como surja.
    Anuncio
  2. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 2
    2
    Crea una distancia física. Es probable que la otra persona esté tan irritada, enfadada o temerosa como tú, lo que hace que las cosas se tornen volátiles. Al distanciarte, das el primer paso para no verte envuelto en una posible pelea. Mantén tu distancia y si la otra persona se acerca más, vuelve a alejarte.
  3. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 3
    3
    Evalúa si valdrá la pena tener una conversación. En muchos casos, las emociones están tan elevadas que es imposible tener una conversación. Sin embargo, si parece que hablar puede funcionar, invita a la otra persona a hacerlo. Por ejemplo: di algo como “Oye, amigo, no quiero hacerlo ni tú tampoco. Seamos razonables y hablemos”.
    • Es posible que este no sea el momento adecuado para abordar los motivos más profundos y oscuros de la otra persona. Sin embargo, es una buena oportunidad para reconocer su ira o frustración de una manera que demuestre que le prestas toda tu atención a sus quejas.
    • Evita decir cosas como “Todo esto es tu culpa”, “Eres un cobarde” o “Piensas con los puños, no con la cabeza”. Este tipo de comentarios solo agravará las cosas.
  4. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 4
    4
    Ignora los insultos o los comentarios negativos que te diga tu oponente. Son de esperar y debes estar preparado para recibirlos. Tal vez te llame un cobarde, debilucho y todo tipo de cosas airadas o burlonas. Estas son las mayores ofensas de una persona enfadada que ve una oportunidad para desmoralizarte, el último esfuerzo por irritarte al punto de que quieras pelear. Acéptalos por lo que son y no los tomes de manera personal.
    • Podrías escuchar burlas relacionadas a miembros de tu familia o a otras personas que te importan. Una vez más, déjalas pasar como te entraran por un oído y salieran por el otro. Tu oponente intenta emplear todo tipo de tácticas y la dignidad de nadie se ve afectada simplemente por el hecho de que esta persona diga cosas tan ridículas. No lo veas como un asunto de orgullo, sino como el hecho de que un patán intenta provocarte.
  5. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 5


    5
    Evita elevar el nivel de la discusión. Podrían haber principios que quisieras defender, puntos que desearías enfatizar y opiniones que crees que son indudablemente acertadas. Es posible que pienses que tu oponente está completamente equivocado, pero ninguna de estas ideas son totalmente exactas o útiles para ti. Lo importante es evitar una pelea, no discutir puntos insignificantes acerca del desacuerdo que ambos tienen.
    • No insultes a tu oponente o te enfades con él. Solo mantén la calma y haz tu mejor esfuerzo por convencerlo de que tener una pelea es una mala idea.
    • Si es necesario, reconoce que la otra persona tiene un punto de vista válido para lo que sea que induzca a la pelea, aun cuando aparentemente seas tú quien está en lo correcto. Lo correcto o incorrecto del asunto puede tratarse luego, cuando todos se hayan calmado.
  6. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 6
    6
    Al tratar de evitar una pelea, mantén contacto visual y procura vigilar las manos de tu oponente. Discute el problema y discúlpate por lo que sea que hayas hecho, incluso si estás en lo correcto. Mientras tratas de apaciguar la situación, es importante mantener las manos en una posición defensiva y al mismo tiempo no agresiva. Asimismo, solo por si acaso prepárate mentalmente para defenderte de la siguiente manera:
    • Prepárate para bloquear puñetazos imprevistos a tu cara o cuerpo, pero no te pongas en una “posición de combate”.
      • Utiliza la “posición de oración” con las palmas de ambas manos juntas, lo que no parece amenazante, pero al mismo tiempo mantiene tus manos cerca de tu rostro.
      • Utiliza la posición de “retroceso”, con las palmas de las manos apuntando hacia tu agresor.
      • Utiliza la posición “reflexiva”, con una mano en tu mentón o cabeza. Recuerda que debes parecer natural mientras realizas esta posición. Mantente protegido en todo momento.
  7. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 7
    7
    Si todo lo demás falla, date la vuelta y aléjate. Recuerda que no es vergonzoso correr, ya que hiciste tu mejor esfuerzo. Alejarte de una pelea no determina que seas un cobarde (sin importar lo mucho que la otra persona te lo diga), determina que eres maduro y que piensas de manera responsable, no solo acerca de ti sino también de la otra persona, de las familias y los amigos que se verán afectados a causa de las repercusiones. Por encima de todo, recuerda que las alternativas podrían ser mucho peores. Podrías morir, quedar lisiado o terminar en la cárcel. Recuerda lo que es importante para ti y de qué manera una pelea puede afectar tu vida.
  8. Imagen titulada Walk Away from a Fight Step 8
    8
    Ten cuidado cuando quieras alejarte. Si la otra persona está realmente enfadada, simplemente podría atacarte por detrás. Al irte, observa en todo momento a esa persona a fin de evitar que te ataque desde atrás sin que te des cuenta. Retrocede, vigila a esa persona y solo voltea para realmente irte cuando sea seguro hacerlo, como cuando estés en la puerta de tu auto, etc.
    • Mira a tu alrededor de vez en cuando mientras tratas de apaciguar la situación en busca de rutas de escape potenciales. No gires la cabeza mientras miras hacia atrás.

COMO EVITAR SER ROBADO, ASALTADO

Pistas para evitar que nos roben en plena calle

  • 1. No se debe llevar nunca en el mismo sitio todo cuanto es valioso. Es decir, el dinero, las llaves, las tarjetas y la documentación personal no deben estar juntas, sino que se debe distribuir en diferentes espacios (bolsillos, bolso, cartera...). En la medida de lo posible, al salir de casa hay que llevar encima solo lo imprescindible.
  • 2. No hay que perder de vista nunca el bolso ni los objetos personales. En cafeterías, mientras se prueban unos zapatos o se adquiere un aperitivo en la calle... conviene no separarse en ningún momento del bolso, la cartera, el abrigo o el móvil.
  • 3. Los objetos de mucho valor nunca deben estar a la vista. Un ordenador portátil, una buena cámara de fotos, el móvil de última generación... son una tentación muy grande, por lo que hay que llevarlos bien guardados. Por supuesto, conviene evitar salir a la calle de compras con joyas o relojes de gran valor.
  • 4. No se tienen que utilizar bolsos que no tengan cierre. Si las mochilas, bolsas o bolsos que se portan no tienen cremallera, conviene llevar el dinero o las tarjetas en los bolsillos (mejor interiores y con cierre). Además, cuando hay mucha gente, se debe colocar cruzado en bandolera o por delante del cuerpo.
  • 5. Siempre hay que llevar la cartera cerrada y, al abrirla, no se debe hacer delante de mucha gente o fuera de las tiendas.
  • 6. Hay que tener cuidado y desconfiar de empujones y acercamientos sospechosos. Sin convertirse en una persona aprensiva, hay que estar muy pendiente de cualquier persona que se acerque de forma poco natural y tener bien sujeto el bolso o la cartera con las manos en los momentos y situaciones en que haya aglomeraciones.
  • 7. Conviene utilizar los cajeros automáticos en el horario de apertura de oficinas, cuando hay trabajadores en el interior. Fuera de las horas de oficina, hay que escoger los cajeros interiores y bloquear la puerta mientras se esté dentro. Nunca hay que sacar dinero en presencia de desconocidos y es mejor ir acompañado. Hay que usar los sistemas de asistencia del cajero (interfonos o teléfonos interiores) para pedir ayuda si alguna persona que esté fuera del cajero suscita recelos.
  • 8. Hay que tener especial cuidado con los espectáculos en la calle, más si congregan multitudes. Muchas veces estas actuaciones no son espontáneas, sino organizadas por grupos de carteristas que logran de este modo robar a los espectadores.
  • 9. Conviene rechazar el ofrecimiento de objetos fuera de los establecimientos comerciales. En Navidad se ofrecen muchas flores, pequeños obsequios, folletos... Aunque no siempre son prácticas legales, sino estrategias de engaño para atraer a una persona y robarle mientras está distraída.
  • 10. Hay que caminar siempre que sea posible por calles iluminadas. Se tienen que evitar las callejuelas y los lugares oscuros, más aún si ya ha anochecido. Si se transita por un barrio desconocido o cuyo índice de criminalidad no es bajo, conviene coger un taxi.

Denunciar siempre y cuanto antes

Cuando se es víctima de un robo, es imprescindible acudir a las dependencias policiales más cercanas para denunciarlo. En general, este trámite no sirve ni para recuperar el móvil, el bolso o la cartera -ni el dinero en efectivo que hubiera-, pero el justificante de denuncia permite demostrar que se ha sido víctima de un robo.
Además, la denuncia será necesaria más adelante para poder realizar los sucesivos trámites (renovar documentación, defender la irresponsabilidad ante los posibles gastos fraudulentos con las tarjetas, etc.)
- See more at: http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/sociedad-y-consumo/2014/11/14/220922.php#sthash.mDsEPHeU.dpuf

CONCILIACION POR DEUDAS, DESALOJO.


Cómo evitar robos en la calle

Cómo evitar robos en la calle

Paso a paso
 
Dificultad: Media
 
 Valoración: 4,6 (110 votos)
 
3 comentarios
 
220 veces compartido
Cómo evitar robos en la calle
Fuente: www.tallervirtual.com
No es un secreto para nadie que todos somos vulnerables a un robo, mucho más cuando estamos en la calle. Los carteristas y otros personajes amigos de lo ajeno abundan y pueden hacernos pasar un rato muy desagradable. Por eso en unComo.com te explicamos cómo evitar robos en la calle, con algunas sugerencias que pueden ayudarte a estar más protegido.
Es importante tomar en cuenta que nuestra capacidad de protegernos de un robo en la calle dependen en gran medida de nuestro nivel de atención al entorno y de las medidas de prevención que usemos. Sin embargo el grado de violencia de la ciudad en la vivimos también influye, pues existen ciudades donde los asaltos en la calle son robos menores, y otras en las que las víctimas pasan por experiencias muy desagradables, en esos casos hay que duplicar la atención.
2
Cuando estamos en la calle es necesario tomar consciencia de nuestro entorno y evitar las distracciones. Siempre vigila que no estás siendo seguido por alguien, siempre fíjate en las personas que te rodena cuando caminas por la calle, y si alguien sospechoso tiene rato rondándote, ingresa a un restaurante o lugar público para despistarle.
No se trata de vivir en estado de constante paranoia, sino de estar alerta y prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor. Los especialistas en seguridad personal indican que ésta es una de las características fundamentales si queremos evitar ser asaltados en la calle: no permitas que te vean como alguien vulnerable.
3
Evita la costumbre de manejar grandes cantidades de dinero en efectivo. Muchos robos ocurren porque la información de tus hábitos se filtra a los ladrones, convirtiéndote en una potencial víctima. Cuando debas realizar una operación importante de dinero (transferencias, pagos, etc) hazlo siempre online.
Además es recomendable jamás contar el dinero en la calle. Si has tenido que retirar por algún motivo una cantidad importante de efectivo del banco, cuéntalo siempre allí, discretamente y asegurándote de que nadie te está viendo.
4
Debes aprender a distribuir tus pertenencias en distintos espacios de tu bolso o mochila, de esta forma si un carterista o ladrón intenta abrirla, los objetos de valor no estarán todos juntos. El móvil y las cantidades importantes de dinero deben ir, preferiblemente, en los bolsillos delanteros de nuestro pantalón.
5
Nunca, ni por un minuto, pierdas de vista tus cosas. Una pequeña distracción puede hacerte víctima de un robo. Igualmente no es recomendable utilizar bolsos y mochilas que no cierran bien o que no tienen un cierre adecuado. Si es el caso de que algún bolso (en especial en el caso de las chicas) no tenga un cierre seguro, lleva la billetera y el móvil en tus bolsillos.
6
Los cajeros automáticos son una enorme comodidad que nos permite sacar dinero a cualquier hora del día. Pero muchas personas son víctimas de robo cuando se deciden a retirar efectivo en las noches, lo mejor es ser precavido y realizar ésta tarea en horario de oficina o a plena luz del día.
Si sacas dinero en las noches, utiliza los cajeros de la parte interna del banco y pasa el seguro a la puerta mientras estás adentro. Evita a toda costa los cajeros ubicados en lugares oscuros, solitarios o aislados y jamás te detengas a sacar efectivo si observas alguien sospechoso en los alrededores.
7
Presta atención a los extraños con los que hablas en la calle y evita aceptar objetos como flores, folletos, etc. Muchas veces son estrategias de engaño para atraer víctimas y robarlas.
Es importante siempre transitar por calles iluminadas y evitar las callejuelas y lugares oscuros a altas horas de la noche. Si estás en un barrio que no conoces o que cuenta con un índice de criminalidad importante, lo mejor es no transitar a pie, toma un taxi correctamente identificado para abandonar el lugar.
8
Entre los robos en la calle más populares están los de los carteristas, un grupo que actúa con estrategias muy particulares y cuya clave es la discreción. Para evitar ser asaltado por uno, en unComo hemos preparado un artículo especial con recomendaciones, que te invitamos a consultar aquí.
9
Evita tener objetos de valor a la vista: cámaras fotográficas, teléfonos móviles, reproductores de música, ordenadores, etc. Éstos son una tentación enorme para los amigos de lo ajeno, lo mejor es conservarlos guardados en tu bolso o mochila y sacarlos con mucha prevención y en espacios seguros.
Tampoco es conveniente salir a la calle ataviados de joyas y con prendas de mucho valor, éstas son un imán para los ladrones.
10
Atención con los espectáculos en la calle que congregan multitudes. Muchas veces estos shows espontáneos son organizados por grupos de carteristas que se dedican a robar a los distraídos espectadores. Si quieres disfrutar de espectáculo callejero, hazlo siempre cuidando tus pertenencias.
11
Cuando viajes en coche o en taxi intenta, en la medida de lo posible, hacerlo siempre con las ventanillas arriba para evitar que cualquiera pueda meter la mano dentro del vehículo, ésta es una forma de robo popular en muchos países. Nunca lleves tu bolso, mochila u objetos de valor entre las piernas, o en los asientos, pues estás muy expuesto a que te lo quiten con facilidad. Lo recomendable es tener tus pertenencias siempre resguardadas debajo de los asientos, incluso cuando viajas en taxi.
12
Ten siempre en tu móvil el número de la policía y los organismos de seguridad de tu ciudad, de este modo si algún día te encuentras en una situación de posible robo, podrás alertar rápidamente a los cuerpos de seguridad.
13
Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar robos en la calle , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Aprender habilidades de vida.

QUE HACER EN UN ASALTO

Consejos

  • Si estás en gran desventaja o no puedes escapar, entregar el dinero o tu billetera te puede salvar de un daño serio.
  • Preguntar por la hora es un truco clásico que utilizan los ladrones para distraer a sus víctimas y localizar sus objetos valiosos. Mirar hacia abajo o poner tu mano en el bolsillo te deja vulnerable a un ataque. Puedes revisar la hora, pero mantén un ojo en la persona que te preguntó.
  • Si normalmente frecuentas lugares de alto riesgo, considera hacer una billetera para asaltantes. Una billetera para asaltantes son simplemente billeteras con varias tarjetas de crédito falsas y unos cuantos billetes con dinero real. Si te atacan, entregar esta billetera a un asaltante puede satisfacerle y te da una mejor oportunidad para escapar.
  • Como viajero, divide tu dinero, pasaporte, otra identificación y tarjetas de crédito en varios lugares (por ejemplo, en tu cartera, en tu maletín, en una bolsa aparte). De esta forma, si pierdes alguna de estas no te quedas completamente sin identificaciones y dinero.